Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Un año del Grupo Parlamentario de UPyD


Parece que fue hace un año y, efectivamente, fue hace ya un año. Hace un año se celebraron unas elecciones en las que el PP no ganó votos pero, curiosidades de la Ley Electoral, arrasó en los resultados consiguiendo una mayoría absoluta que no le está sirviendo para nada. Para nada bueno, quiero decir.
Y hace un año que el PSOE quedó oficialmente para el arrastre. Aunque esto ha tenido sucesivas actualizaciones, como si de un software defectuoso se tratara, con cada una de las elecciones autonómicas que ha habido. Pregunten en Galicia o en el País Vasco, por ejemplo. O Andalucía donde, realmente, perdieron las elecciones. Incluso en Asturias donde gobiernan, mal que me pese, con el apoyo de UPyD. Allí ganaron por el, predecible, cainismo de la derecha más rancia. Y esperen para ver el PSOE 3.0 de después de las catalanas. Ya verán que caja de grillos.
Hace un año de unas elecciones que, para mi partido, fueron históricas. Y fui candidato al Senado en ellas, lo que no deja de ser curioso pues pienso que lo mejor que podemos hacer con esa institución es cerrarla, ahorrarnos ese dinero y dedicar ese edificio a cosas más útiles. A cualquier cosa, vamos.
Para UPyD esas elecciones significaron un espaldarazo importantísimo por parte de los ciudadanos al superar en más de un millón el número de votos recibidos. UN MILLÓN. Y no somos tan ingenuos como para no saber que muchos de los votos que recibimos son votos de la frustración. Votos de gente que votaba PP o PSOE (es tan difícil distinguirlos) y que nos votó porque estaba harto de mangoneo, de corrupción y de mentiras pero sin conocer bien a nuestro partido. Sin embargo eso está bien. Nosotros siempre decimos que los votos no son nuestros, nos los prestan. Los votos son de los ciudadanos y lo que debemos hacer es corresponder a la confianza depositada. Demostrarles que, en esta ocasión, no han tirado su voto sino que lo han depositado en gente que es consciente de su responsabilidad. Y, en mi opinión, mi partido lo está cumpliendo.

Durante la campaña electoral yo tenía claro cual debía ser mi mensaje: UPyD no ganará las elecciones (todavía) pero puede ser decisivo e influyente. Y, si no nos dejan serlo, puede ser honesto con los ciudadanos y abordar esos temas que les importan y por los que nos han votado. Por eso me dediqué durante la campaña a recordar muchas de las propuestas que UPyD había presentado y defendido a lo largo de los cuatro años en los que Rosa Díaz había sido nuestra única diputada.
Voy a plagiarme lo que dije en el mitin de fin de campaña:
Es curioso esto de perder o no. Los peores pronósticos le dan más de 100 diputados al PSOE. Y eso sería perder. Nosotros con 5 diputados creeríamos que hemos ganado. Pero la diferencia entre creer que has ganado y que has perdido no está en desde dónde venías y a dónde has llegado. La diferencia entre creer que has ganado y que has perdido está en lo que quieres hacer con ese resultado que has obtenido. En UPyD queremos 100 diputados, por supuesto. Pero sabemos que con 5, con Grupo Parlamentario. Y ellos no saben eso. Ellos creen que estar en el Parlamento es sólo tratar de arañar cuota de poder para que no lo tengan los adversarios. Me recuerdan a Gollum y su anillo. Gollum no sabía que hacer con el anillo. Sólo quería adorarlo y regodearse en su posesión. Y ellos lo mismo con el poder.”
Pues en este año en el Parlamento los cinco diputados que representan a UPyD han cumplido con su parte del trato. Puede que muchas de las iniciativas de UPyD no hayan salido adelante pues al PP no le interesa permitir que otros partidos den la impresión de tener buenas ideas, pero al menos les hemos obligado a retratarse. Como la Proposición de ley presentada el 14 de diciembre del año pasado sobre la Dación en Pago y la protección de las personas físicas insolventes. Fue la primera proposición de ley de mi partido y, el PP, la mandó a la mierda pues, en realidad, no le importan los ciudadanos. No era una proposición demagógica ni contra la banca (si acaso contra las Cajas que ellos mismos -PP y PSOE- han llevado a la ruina), era una propuesta de sentido común que defendía que no podíamos permitir durante más tiempo que tantos ciudadanos se quedaran, además de en la calle y sin vivienda, esclavizados de por vida con una deuda sobre una casa que ya no les pertenecía. Pero entonces, como ahora, al PP no le interesó ayudar a los ciudadanos. Pero nosotros cumplimos con nuestra parte del trato, que era decir las cosas claras y luchar por ellas. Y lo seguiremos haciendo.
Como cuando logramos, oh maravilla, que todo el hemiciclo se uniera con una sola voz. Una sola voz contra nosotros, claro. Porque pedimos, como ya habíamos pedido anteriormente, que Bildu-Amaiur fuera ilegalizado por los evidentes contactos y nexos que mantiene con ETA, de la que en realidad no tenemos duda que forma parte. Y PP, PSOE, IU y todos los demás se unieron en un coro demente contra nosotros hasta el punto de que parecía que los que merecíamos la ilegalización eramos los de UPyD. Pero seguiremos y seguimos diciendo lo mismo. ETA no debería poder presentarse a unas elecciones hasta que se hubiera entregado, hasta que hubiera entregado sus armas, hasta que se hubiera disuelto, hasta que hubiera pedido una y mil veces perdón a las víctimas, hasta que hubiera colaborado con la justicia para esclarecer todos los crímenes que continúan impunes y hasta que, por poner un fin a esta ristra, dejarán de mentir con la historia.
El camino que UPyD ha escogido es un camino complicado. Lo sabemos. Pedimos una Ley Electoral más justa, unas administraciones más racionales y más pequeñas, fusión de municipios hasta quedarnos con una cuarta parte de los que tenemos ahora, devolución de competencias, reforma del poder judicial, que la Constitución no pueda ser pisoteada por los Estatutos de Autonomía... Pedimos cosas complejas de pedir en este país... pero lógicas y sensatas. Y como son lógicas y sensatas tiene sentido pedirlas. Y, por eso, este año con cinco maravillosos diputados de UPyD en el congreso ha sido un buen año de trabajo de esos diputados.

Lo malo es que los 185 diputados del PP han convertido este año en un mal año para los ciudadanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario