Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

lunes, 28 de enero de 2013

Incomprensible


Esta mañana yo hablando de Amy Martin y de todo eso y sin recordar la noticia que a mi me ha tenido cabreado todo el fin de semana.
La noticia es ya vieja: de mediados de la semana pasada.
Hay cosas que no comprendo por mucho que lo intente. De verdad que yo intento, muchas veces, ponerme en el lugar de los demás para intentar comprender sus opiniones, sus acciones, sus decisiones. Pero hay ocasiones en las que me es completa y totalmente imposible lograrlo.
El Parlamento Vasco ha elegido a tres senadores y, uno de ellos, es un malnacido llamado Iñaki Goioaga. Un tipo calificado como “comisario político” por el etarra arrepentido José Miguel Latasa, un tipo que ha sido investigado por la Audiencia Nacional y un tipo que se ha dedicado con toda sus fuerzas a defender a etarras en juicios. Pero no es a este tipo, o a sus amigos, a los que no comprendo. A estos malnacidos ni les comprendo, ni les quiero comprender. Esta gente no es de mi gente. Estos tipos no los siento como miembros de misma especie. La vergüenza, el arrepentimiento o la humildad son sólo alguna de las emociones humanas de las que estos tipos carecen. Así que, para mí, todavía no son seres humanos. Posiblemente son un virus.
Pero, por mucho que me separe de ellos, por mucho que me parezcan que se equivocan en siete de ocho pasos que dan, el PSOE (y sus marcas regionales) sí son de los míos. Y no por compartir sus ideas, que no. Es muy difícil que yo tenga mucho en común con un afiliado de base del Partido Socialista de Cataluña que bordeé el nacionalismo más extremo. Pero es de los míos. Por pertenecer a un partido demócrata. Por estar en un partido que defiende, acertadamente o no, las libertades. Y porque sus muertos son mis muertos.
Por esos muertos, tantos y tan dolorosos, que ha tenido que padecer el PSOE a lo largo de todos estos años, no les comprendo. Por todos los concejales del País Vasco que ha sufrido acoso, presión, insultos y desprecio cuando sólo querían que su pueblo viva mejor, no les comprendo. Por todos los votantes socialistas que lo han sido a pesar de las adversidades o que han tenido que irse del País Vasco para poder tener una vida digna de ser llamada así, no les comprendo. No comprendo como, después de toda la historia que han sufrido, han podio apoyar a un malnacido de los que les ha hecho la vida imposible para que “trabaje” en una de las instituciones del Estado, el Senado.
No les comprendo. Lo intento. Intento no pensar mal del PSOE y pensar que no lo hacen a cambio de poder sentar a uno de los suyos para que viva del cuento en el Senado. Intento buscar otras razones y otros argumentos. Pero, la verdad, fracaso. Ojalá logre comprenderlos porque, repito, el PSOE sí es de los míos por mucho que discrepe de ellos en casi todo.
Además, ahora que está tan en boga todo esto, a mi me parece una forma de corrupción. Una corrupción torticera, estúpida y mezquina, pero corrupción. Al final, no será así pero es lo que a mi me parece, el PSOE se ha vendido en el País Vasco para conseguirle a uno de los suyos un sillón privilegiado. No sé si el partido le deberá a ese nuevo senador algún favor y se lo querrá pagar así. No sé si es que se ha quedado, tras perder el gobierno en el País Vasco, sin algún puesto jugoso y hay que compensarle de alguna forma. O quizá sólo es que Patxi López está desplegando sus peones para asentar su poder en Madrid si, como dicen muchos y yo no creo, trata de asaltar la Secretaría del PSOE en sustitución de Rubalcaba. No lo sé. Lo que sé es que es inmoral que hayan apoyado a ese abogado para auparlo a una de las instituciones que desprecia y quiere erradicar.
Eso sí, me han dado otro argumento para pedir que el Senado sea cerrado ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario