Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

lunes, 18 de febrero de 2013

Iñaki Oyarzabal llama a UPyD neofalangistas (sea lo que sea eso)


Ayer aluciné con un vídeo sobre la intervención de Gorka Maneiro en el Parlamento Vasco el pasado día 14 proponiendo una reforma electoral allí.
Me gustaría que vieran el vídeo antes de leer lo que opino de él para que no se dejen manipular por mis opiniones.
El caso es, como se ve, que Gorka propone principalmente tres cosas: Circunscripción única en el País Vasco, listas abiertas y no simultaneidad de los cargos (que si uno es alcalde, que sólo sea alcalde y no parlamentario a la vez; y viceversa).
Yo no puedo estar más de acuerdo con lo que dice Gorka y con como lo dice.
La circunscripción única permitiría que los votos de todos los vascos valieran lo mismo y no como ahora. Ahora los 75 parlamentarios del País Vasco se reparten equitativamente entre las tres provincias con lo que Álava, que está mucho menos poblada, queda sobre-representada frente a las otras dos. Esto fomenta la desigualdad entre los vascos.
Las listas abiertas y la no simultaneidad de cargos son medidas de higiene política.
Las listas abiertas permiten quitar peso y poder a los partidos políticos. Permiten que los ciudadanos piensen en a quien van a votar y permite que se vote sin tener que taparse la nariz por algún nombre que no les gusta pues con no votarlo, listo.
Y la no simultaneidad es que me parece de cajón, por no emplear otra expresión. Yo elijo a un concejal o a un diputado A TIEMPO COMPLETO. Esto de tener Senadores que son Alcaldes y cosas así lo único que logra es que no estén dedicados al 100 % a sus funciones. Además, permite que algunas personas acumulen un poder excesivo que no deben tener en exclusiva. Y, por último, me parece increíble y muy esclarecedor que partidos como el PP o el PSOE no encuentren entre todos los afiliados que tienen a dos personas distintas para dos cargos distintos. Ay, la casta.
Por más razonables que me puedan parecer estas propuestas puedo entender perfectamente que haya quien esté en contra de ellas. Es más, quizá hasta sus razones puedan ser buenas y acertadas. Y para eso está el parlamento, para debatir y argumentar.
Pero lo de Iñaki Oyarzabal (min. 3.47 del vídeo) es demencial.
Este señor nos acusa en apenas unos segundos de sembrar la desconfianza y el descrédito en nuestras instituciones, de estar constituidos por rebotados del PSOE e IU junto a neofalangistas antidemócratas, de presentar propuestas demagógicas y de realizar un ataque frontal contra los alaveses. De un tirón y casi sin respirar.
Es tan desconcertante que no sé si merece la pena responder siquiera.
No se si merece la pena responder que la desconfianza y el descrédito se las han ganado las instituciones a pulso y desde mucho antes de que UPyD existiera.
Y sus comentarios sobre la composición de UPyD no dejan de ser un chiste. Generalmente unos nos acusan de ser de izquierdas y otros de derechas. Este señor parece no haberse decidido por cual de las dos etiquetas nos queda mejor y ha decidido usar las dos sin despeinarse siquiera. No deja de ser gracioso que nos insulte, de todas formas, con el apelativo de falangistas que en tantas ocasiones se ha usado (injustamente en mi opinión) contra el PP. Será que tenía ganas de devolver el apelativo y no sabía a quien. Sobre las etiquetas, el panorama político español (y aquí me refiero no sólo a los partidos políticos sino también a los medios de comunicación y a la gente en general) tiende a la simplificación más burda. O unos u otros. Blanco o negro. Sin medias tintas. Entender que UPyD defiende ideas que le parecen acertadas y positivas independientemente de la ideología parece que es imposible. Pero es así.
Y si es demagógico que queramos reformar la Ley Electoral para dar más peso y responsabilidad a los ciudadanos, pues vale, seremos demagógicos.
Lo que más que motiva de todo esto es lo del ataque frontal contra los alaveses. Aquí está el punto clave para entender la reacción del PP a nuestra propuesta. El PP se enfada, y se enfada sobremanera, porque esta propuesta evitaría que en Álava se eligieran más representantes de los que en justicia le corresponden. ¿Y dónde tiene más fuerza el PP? Justo. En Álava. Por eso se enfadan y se irritan. No porque no estén de acuerdo con nuestra propuesta, sino por que creen que permitiendo que los ciudadanos sean más libres, ellos perderán poder.
Saben qué es lo más gracioso de todo esto. UPyD tiene un único diputado. En Álava. Y con nuestra reforma electoral es muy posible que perdiéramos ese diputado. Y que no ganáramos ninguno en otra provincia. Entonces... ¿por qué proponemos eso?
Porque es lo correcto, aunque perjudique a nuestro partido.
Por cosas como esta estoy orgulloso de mi partido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario