Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Puestos a copiar...


En UPyD nos decimos en muchas ocasiones que el resto de los partidos tendrían que pagarnos derechos de autor por copiar una y otra vez tanto nuestro programa electoral como nuestras propuestas. Lo cierto es que, en el fondo, ya nos gustaría que fuera así de una forma fidedigna, ya quisiéramos que en el PP o en PSOE leyeran nuestro programa electoral y escogieran aquello que más les gustara para llevarlo a la práctica.
El problema es que no hacen más que leer el índice o lo que los medios, raramente, cuentan de nosotros en los medios. Y después escogen las dos o tres expresiones que más les gustan y fingen desarrollarlas. Con resultados entre catastróficos o ridículos, claro. Es que ni puestos a copiar son capaces de hacerlo bien.
Tenemos bastantes ejemplos. Aquí no se habló de eliminar duplicidades hasta que UPyD lo dijo (me refiero a partidos políticos, claro, entre el resto de la sociedad había ya mucha gente con sentido común que decía cosas que nadie escuchaba). Lo cierto es que hasta que no explicamos claramente que son las duplicidades y qué coste tienen a la economía sociedad el resto de los partidos no eran conscientes de esa realidad por más que la practican, la promueven, la desarrollan y la llevan al paroxismo. Ahora hablan de erradicarlas pero como ni siquiera las comprenden a la hora de la verdad lo único que hacen es crear comisiones para su estudio. Y, hala, a liarla más.
También hablamos de reformar la Ley Electoral para acercar los políticos a sus electores y, poco a poco, los barones del PP, empezando por la copiona profesional Doña Esperanza Aguirre, han hablado del tema. Eso sí, como si esto fuera una casa de locos. Cada uno propone algo distinto y la mayoría han creído que eso de reformar la Ley Electoral era una patente de corso para retorcer aún más la legalidad hasta garantizar que el bipartidismo en el que tan a gusto están no pueda ser removido jamás. No hablan de los porcentajes para entrar en las instituciones que tiran tantos votos a la basura, ni de la Ley D'Hont, ni de verdadera democracia interna en los partidos con primarias obligatorias, ni del tamaño de las circunscripciones. Pensar en serio y no improvisando debe darles dolor de cabeza.
Y como todo esto, muchas cosas más. Algunas expresadas de forma torpe y estúpida como cuando la Alcaldesa de Madrid dijo que no deberían existir las Nuevas Generaciones de los partidos. Eso es algo que UPyD defiende desde su fundación. De hecho, no tenemos juventudes ni las hemos tenido. Lo que no compartimos con esta señora, lo que demuestra que ella hablaba de oídas pero sin comprender ni compartir, es lo que comentó con esa propuesta. Estaba junto a un chaval de las Nuevas Generaciones de su partido y comentó: “la gente con 17 y 18 años tiene que estar trabajando o estudiando, formándose. Siempre se lo digo cuando los veo en un acto: ¿qué hacéis aquí?” Por dios. Con lo que la gente detesta ahora la política echamos a uno que quiere involucrarse. Válgame el cielo.
En UPyD entendemos que toda persona mayor de edad que quiera involucrarse en el partido tiene los mismos derechos y las mismas obligaciones independientemente de su edad. Lo que queremos es gente comprometida, sincera, con ganas de trabajar y, sobre todo, que quiera regenerar esta democracia y ayudar a este gran país a ser aún más grande. Y lo que no queremos es ir adoctrinando y adocenando a nuestros jóvenes en grupos cerrados y acotados donde ir pudiendo elegir a los más fieles para continuar el partido introduciendo la sangre nueva con cuentagotas.
Pero llevo un par de días pensando que ojalá nos copiaran no tanto las ideas como los hechos. Y no hablo, ahora que todos hablan sin practicarla de transparencia, de que UPyD sea el único partido que publica sus cuentas en la página web fácilmente accesibles o de que publique las nóminas de nuestros diputados en lugar de esconderlas como hacen otros. No.
Hablo de una noticia que me encantó y me pareció un gesto perfecto que evidencia lo que UPyD quiere hacer. Y es que UPyD renuncia a estar presente en empresas públicas de País Vasco y Murcia y denuncia su politización. Y por renunciar digo eso, renunciar. Tenemos sillón en la ETB del País Vasco. No sé para qué. Para cobrar un sueldo por que sí y para colocar a alguien o para que Gorka redondeé su salario con un Consejo de Administración al que no podría prestar su correspondiente atención pues bastante tiene con la labor en el Parlamento Vasco. Que, por otra parte, es para lo que le han elegido los votantes.
Y en Murcia teníamos asiento también en una empresa municipal llamada Emuasa que lleva asuntos de infraestructuras y de agua en la ciudad de Murcia. Cómo ha explicado perfectamente nuestro portavoz, Rubén Serna, las decisiones que se han de tomar en esa empresa se deben hacer por criterios estrictamente técnicos y no por criterios políticos. Por tanto, entienden, los políticos sobran. El Alcalde, como máximo representante del Ayuntamiento, debe estar para defender la postura municipal que, en todo caso debe atender a los criterios que los técnicos, libres ya de verse entre el fuego cruzado de los distintos políticos, puedan tomar libremente.
Podíamos hacer como todos, como el PP, como el PSOE o como IU. Podíamos coger el sillón, colocar a un conocido, a un afiliado que se lo merezca por haber trabajado duramente o podríamos redondear el sueldo de nuestros cargos electos. Pero faltaríamos a nuestros compromisos, a nuestras intenciones y a nuestros votantes.
Y cumplimos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario