Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

lunes, 25 de febrero de 2013

Un señor error


Parece que quiero ir a favor de la corriente pero antes ya de las elecciones Toni Cantó era el diputado que más dudas me inspiraba. A pesar de que Rosa, políticamente hablando, es una estrella, no quiero estrellas en UPyD. Quiero gente con capacidad y contenido, quiero gente que pueda y sepa transmitir pero que, además, tenga algo que transmitir. Quiero alguien que no sólo le guste en líneas generales lo que dice UPyD, algo que nos pasa a muchos, sino que sea capaz de razonar el por qué, el cómo e, incluso, discrepar con conocimiento y lógica de lo que dice el partido. Y esto último no todo el mundo lo tiene. Esta era la duda que me inspiraba Toni Cantó.
El tiempo ha disipado, totalmente, mis dudas. Y a favor de Toni, no piensen ustedes mal. Las continuas intervenciones en distintas entrevistas y, sobre todo, las distintas y numerosas intervenciones en el Congreso de los Diputados me han servido para valorar muy positivamente al Diputado Toni Cantó y darle, como afiliado, votante y convencido de UPyD, todo mi apoyo. El tiempo me ha demostrado que detrás de ese Toni cuyas tablas interpretativas se le notaban y que era, por tanto, suelto con la palabra había una persona muy capaz de razonar y de defender sus ideas. Y eso es lo que le pido a un Diputado de UPyD, que tenga capacidad de raciocinio, de argumentación. Que defienda las posturas de UPyD pero no como un papagayo que repite una y otra vez las mismas frases sin llegar bien a comprenderlas.
Incluso en lo que, para muchos, fue un error a mi me pareció un Diputado coherente y que supo estar a la altura. Me refiero al tema de los derechos de los animales. Siempre que alguien dice algo polémico se argumenta que esa frase se ha sacado de contexto. Y muchas veces la frase de rigor dentro y fuera de su contexto no sólo es polémica sino errónea. Pero la frase de Toni, permitan que lo diga, se sacó vergonzosamente de contexto. Esa frase formaba parte de un razonamiento largo y detallado de gran coherencia y lógica. Por supuesto se podía estar en desacuerdo con lo dicho por Toni, pero no escuché ni una sola persona que lo estuviera (estar en desacuerdo) y que presentara argumentos de igual o mayor peso que los de Toni. No hubo más que descalificaciones burdas y sinsentido basadas en una única frase de gente que no comprendía el razonamiento.
Sin embargo hoy, lamento decirlo, la ha cagado pero bien.
Les imagino al tanto. Toni Cantó ha metido la pata en Twitter al decir 

No se puede decir nada en defensa de Toni, salvo lo que ha dicho el propio Toni: 

Hablando con gente ajena al partido sostenían, después de que les explicara lo que Toni quería decir sobre el asunto del derecho de los animales, que había sido un error decir eso de todas formas. Yo tengo claro que no, que eso no fue un error. Quizá era difícil de digerir por una sociedad acostumbrada al latiguillo, a la inmediatez, pero Toni explicó claramente su postura y es una postura lógica (que excuso decir ya que comparto). No me parece en absoluto mal que se digan cosas polémicas si son ciertas y se argumentan adecuadamente.
Esto es otro asunto. El error aquí no es sólo haber dado por válidas unas cifras que, seguramente, son erróneas. El error es que con esa frase se ofende a las víctimas de la violencia doméstica y a la memoria de las que han sido asesinadas por ella. Es una frase que no se puede defender. No niego que existan denuncias falsas. No niego que puedan ser más de las que se conocen. Pero es imposible negar la enormidad de las cifras de aquellas mujeres que son víctimas de la violencia doméstica mediante acoso, insultos y agresiones. Más luego las que, tristemente, son asesinadas.
De todas formas quiero defender a Toni. Muchos pensarán que es sólo porque es Diputado de mi partido, y se equivocarán. Toni Cantó se ha equivocado absolutamente en este asunto. Y ha pedido perdón sin mucha dilación también. Una persona de su responsabilidad debe contrastar todas las cifras que le lleguen antes de darles credibilidad. Y, en temas tan sensibles como este, debe expresarse con mucho más cuidado y tiento. Pero lo que no puedo hacer, como votante de UPyD, es pedir a nadie es la perfección. Debo pedirle, debo exigirle, que se esfuerce por ser perfecto. Pero pedir la perfección es iluso y estúpido por mi parte.
Toni Cantó lleva, en mi opinión, un largo número de aciertos en su corta trayectoria política. Muchos más de los que llevan otros con muchos más años como políticos. Y hoy ha cometido un error. Un error del que se ha disculpado. Y no dudo que lo hará todas las veces que sea preciso. Un error que no debe volver a cometer, desde luego. Pero si exigimos la perfección, forzosamente nos veremos defraudados. Debemos exigir honradez, trabajo, dedicación, honestidad y asunción de los errores cuando se cometan. Y todo eso lo cumple Toni Cantó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario