Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

martes, 23 de abril de 2013

La hipocresía de "mirar a los ojos a los ciudadanos"


A mi, Martínez Pujalte, me gustaba mucho más antes. Esa voz un tanto chirriante, su forma pretenciosa al expresarse, ese bigotillo de otros tiempos... Vamos, que me hacía gracia esa pintilla a Martínez el Facha que se gastaba. Además, su terquedad en defender lo indefendible en ocasiones es digna de mérito. Colaboró junto a Sánchez i Llibre, Josep de CiU durante un tiempo en la Brújula de Onda Cero, en la parte de economía. Hay que reconocer que era el día más coñazo de todos pues nuestros políticos son incapaces de asumir ningún error por parte de sus partidos y eso de salirse de la más pura ortodoxia era poco menos que anatema. Pero lo que se le notaba era que tenía sentido del humor y cierta gracia a la hora de explicarse.

Claro que ahora se ha afeitado el bigote y su aire de morsa depilada no me convence ni remotamente. Hace que en lugar de despistarme con su presencia me concentre en lo que trata de decirme. Y, aquí quizá no tenga toda la culpa él, le toca defender lo que está haciendo el gobierno de su partido. Que es, en líneas generales, bastante indefendible.
Hace unos días me horroricé, como mucha gente, al escucharle hablar de la reforma de la ley hipotecaria. Esa expresión de que esta ley se ha hecho “mirando a los ojos a los ciudadanos” no sé qué quiere decir salvo pretender sonar grandilocuente y resultando, sin embargo, falsa, hipócrita y completamente cruel con esos ciudadanos. Afirmar que esa ley es un paso de gigante no sé en cuanto se diferencia de un mentira lisa y llanamente.
Lo cierto es que el PP no ha podido conducirse peor en este asunto de los desahucios por más que se hubiera esforzado en ello. Y no crean ustedes que estoy criticando al PP por no haber aprobado la ILP tal cual la Plataforma contra los desahucios la había presentado, pues ésta a mi no me gustaba tampoco en muchos de sus aspectos. Pero el PP ha estado actuando con indecisión, de manera torcida y, siempre, a remolque de los acontecimientos. Incluso estuvieron a un tris de no aprobar siquiera el estudio de la ILP usando su arrolladora mayoría. El estudio, por Dios. Es que no querían ni hablar de analizar esa iniciativa. Que no hablo de aprobarla.
Pero, además, cuando el otro día trataban de transmitir la impresión de que este tema les importaba y de que centraban sus esfuerzos en él, mentían.
Recientemente mi partido ha presentado la Memoria de la Actividad Parlamentaria 2012 del Grupo UPyD. Es una más de estas medidas que hace mi partido en su esfuerzo por ser transparente además de hablar de ello. Pero tampoco quiero echar flores de más sobre UPyD pues desconozco si esta Memoria la publica algún otro partido. Permitánme que lo dude, sobre todo respecto al PP y el PSOE, pero lo desconozco. Quizá hasta son obligatorias de realizar. Por cierto, un inciso, si no son obligatorias quizá deberían serlo para que así los ciudadanos tuviéramos un modo más sencillo de informarnos de lo que hacen nuestros políticos pues la página web del Congreso no es de lo mejor del mundo.
Dicha Memoria explica que el número de Proposiciones de Ley que UPyD puede presentar está limitado por su tamaño parlamentario y que, en los trece meses de actividad parlamentaria que llevamos, ha presentado ocho. De momento, viva la productividad del Congreso de los Diputados y sus alambicados métodos de funcionar, sólo se han debatido dos. Copio y pego: En primer lugar, se defendió y votó nuestra Proposición de ley relativa a la dación en pago y la protección de los deudores el 13 de marzo del 2012, siendo rechazada su toma en consideración por el Grupo Parlamentario Popular, que hizo valer su mayoría en la cámara. El resultado fue 146 votos a favor (Grupos Socialista, Catalán, Izquierda Plural, Unión Progreso y Democracia, Vasco y Mixto) y 169 en contra (Grupo Popular).
Vamos a ver que me aclare. En marzo de 2012, hace exactamente un año, se debate una Proposición de Ley relativa a la dación en pago presentada en diciembre de 2011, el PP la tumba en solitario aprovechando su arrolladora mayoría y cuando UN AÑO DESPUÉS aprueba un simulacro de reforma de Ley Hipotecaria que no solventa los problemas de los españoles ni remotamente ¿hemos de creer que son los ciudadanos los que les importan de verdad? Por más que el PP trate de repartir culpa con el PSOE en todo esto, que claro que la tiene y mucha, es una vergüenza que se conduzca con tanta hipocresía.
El PP no quería ni hablar de reformar la Ley Hipotecaria y la Plataforma de afectados, que muy de derechas no parecen, le importaba un pimiento. Creyó que esta gente contaría sólo con el apoyo de IU y de cuatro locos más y no merecía la pena molestarse. Daba igual que otras formaciones políticas como UPyD propusiéramos iniciativas llenas de sentido común, mucho más moderadas que las de la Plataforma de afectados pero mucho más útiles y directas que lo que ha aprobado el PP. Y daba igual que lleváramos ya mucho tiempo proponiéndolas y advirtiendo que eran imprescindibles para no abandonar a su suerte a tantos y tantos ciudadanos. Hasta que no se han visto acosados por la opinión pública, hasta que no han comprendido que la idea de que era necesario solucionar este problema la compartíamos muchos españoles de toda ideología y condición y que, por tanto, su caladero de votos se estaba viendo afectado, no han hecho nada.
Y, para lo que han hecho, estamos casi igual. 

1 comentario:

  1. ciertamente no hemos dado grandes pasos, pero es posible que a algunos les renueven los créditos vencidos y por vencer.

    ResponderEliminar