Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

jueves, 18 de abril de 2013

Si hubiera primarias...


Se pueden imaginar que llevo unos días completamente abrasado con el tema del chabolo de Pedro Sanz en Villamediana y de nuestro voto sobre el tema. Entre conocidos, amigos y propios afiliados de UPyD que no comprenden ni comparten nuestra posición final en este asunto estoy exhausto por tratar de hacerles comprender cual es mi punto de vista.
Lo que me choca de todo esto es que para mucha gente nuestro voto en este asunto ha hecho pivotar la responsabilidad sobre el único concejal de UPyD en Villamediana. Como si nuestro presidente vitalicio (tan largo se me está haciendo su reinado en esta tierra) no hubiera sido quien, con caradura, desvergüenza y desfachatez, hubiera construido un pedazo chalet donde sólo podía levantar una casa de aperos. O como si el PP, el PSOE y el PR, que todos han mandado en Villamediana en este tiempo, no hubieran permitido durante largos años la ilegalidad que a todos asombra de repente. Es el recién llegado, un concejal de UPyD que ha tomado una decisión complicada pero que es en la que cree, el que tiene que arrastrar toda la culpa.
Tendrá que ser así. Paciencia y a perseverar en nuestros esfuerzos a la hora de explicar nuestros razonamientos.
Mis propias peleas con afiliados que no comprenden el sentido del voto de UPyD lo que me ha hecho es reflexionar sobre otra cosa, ahora tan de moda. A un afiliado en concreto, agotados los argumentos, le llegué a decir algo así: “Vale, quizá tengas razón, no sé. Lo bueno de este partido no es que todos podemos opinar, es que todos podemos intentar mandar. Si tan mal lo ves, si te parece un error tan grande, sólo tienes que esperar al próximo congreso (faltan meses) o a las primarias de las próximas elecciones y presentarte para dar un cambio de rumbo al partido. Ya sabes que aquí no se necesitan avales ni nada de eso.” Huelga decir que no le contenté con este argumento pero si nos permitió desarrollar otra línea de pensamiento.
Porque en el fondo es verdad.
Yo me pongo en el papel de cualquier afiliado del PP, de una afiliado de base que no tenga cargos orgánicos ni más peso que cualquier otro. Un afiliado honesto, trabajador y convencido de las bondades de la ideología de su partido. Y un afiliado que se abochorna al descubrir que el líder de su partido en La Rioja ha actuado como cualquier otro pájaro saltándose la legalidad con total desfachatez. Todo esto presuntamente, claro.
E imagino que ese afiliado del PP, que cree en ese proyecto y que quiere que su partido siga gobernando, no quiere que el PP se vea representado por Pedro Sanz en La Rioja. ¿Qué le resta a ese afiliado cuando se convoquen las próximas elecciones? Pues no más que taparse la nariz y aguantarse pues en el PP, por más que se llenen con la palabra democracia, no creen en ella y no contemplan ni remotamente un proceso de primarias. Vaya por delante que el PSOE, que ahora habla de ellas mientras aparecen nombres como Chacón, Madina, López y los que surjan, tampoco cree en la democracia interna. Allá tienen lo que ha pasado en Galicia con el aparato del partido a nivel nacional obcecándose en oponerse a las primarias previstas. El PSOE sólo las hace cuando no tiene más remedio y luego intenta con todas sus fuerzas que el resultado sea ignorado.
En UPyD, sin embargo, las primarias son obligatorias ante cualquier cita electoral. Los afiliados no sólo tienen que elegir a quien quieren que represente a su partido sino que pueden postularse ellos mismos sin ningún tipo de aval ni de requisito previo (más allá de estar al corriente de los pagos de la cuota, lo que me parece de lógica).
Esta es la diferencia sustancial entre como se puede sentir un afiliado del PP y uno de UPyD a los que no haya gustado la decisión tomada en Villamediana. En el PP todos sabemos que Pedro Sanz se aferrará al poder con uñas y dientes y que nadie osará toserle lo más mínimo para no salirse de la foto. En UPyD yo espero que los afiliados más disgustados se calmen y comprendan la decisión. Pero si aún así quieren otro tipo de liderazgo saben que tendremos unas elecciones primarias obligatorias donde podrá presentarse para defender su manera de ver las cosas. O podrá apoyar a todo candidato que le parezca más adecuado. Y no tendrá que pedir avales, no tendrá que esperar a que desde el Consejo Territorial aquí en La Rioja o desde el Consejo de Dirección a nivel nacional den el visto bueno a las primarias. PORQUE ESTAS SE VAN A PRODUCIR DE TODAS FORMAS. Porque nosotros sí creemos en la democracia interna, y la practicamos además de hablar sobre ella.
Es difícil pensar que en las próximas elecciones autonómicas el PP no vaya a tener un resultado amplio. Las inercias no cambian en dos días y, por mucho que baje el PP, seguirá teniendo un resultado alto en La Rioja. Pero si existiera la misma democracia interna que existe en UPyD dentro del PP, Pedro Sanz no sería candidato y no obligaría a sus votantes a taparse la nariz de camino a la urna

No hay comentarios:

Publicar un comentario