Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

viernes, 17 de mayo de 2013

Cómo reaccionar


Yo creo que debo tener un gen defectuoso que hace que las propuestas del PR, aunque a priori sean de sentido común, me causen disgusto. Sus propuestas o sus opiniones, vamos.
Hoy estaba buscando en La Rioja alguna referencia a la nota de prensa que UPyD envió ayer sobre el zipi zape de Caja Rioja (que no ha visto la luz, qué le vamos a hacer) cuando me he encontrado con un titular del PR (ni un día sin titular del PR, por favor) sobre una bonificación en el tránsito de los camiones en Cataluña. Y, suponiendo que tenía que ver de alguna forma con la AP-68, y como UPyD da mucha matraca con esta autopista denunciando la renovación que perpetró Aznar y todo el dinero público que nos cuesta cuando debería ser libre y la vía de referencia en La Rioja, he entrado a leerla.
De buenas a primeras comprendo al PR. Parece que Fomento bonificará en Cataluña un porcentaje de los peajes de los camiones para incentivar el uso de las autopistas en esa comunidad por parte de esos vehículos. Por “bonificará” entiendan ustedes que se pagará con dinero público simple y llanamente una parte del peaje de cada camión. Porque sí. Porque es mejor pagar a esos camiones y satisfacer una demanda del gobierno autonómico catalán antes que invertir ese dinero en, yo qué sé, becas para que nuestros investigadores no se vayan de España. Este pago de dinero público en Cataluña y no en otras comunidades es una agravio comparativo y en eso estoy de acuerdo con el PR. No es justo.
El problema es ante esta situación cómo reaccionar. Desde mi punto de vista es preciso seguir reclamando la liberalización de la AP-68 como mejor solución a los problemas viales de La Rioja. En segundo lugar exigir que esa bonificación no se pague, o que la abone la empresa concesionaria de las vías en Cataluña y no el gobierno español. Vivimos bajo la economía de la subvención. Esperamos que papá estado lo pague todo y lo solucione todo. Y el dinero público creemos que es infinito. Y pagando contentamos a un gobierno autonómico rebelde y a unas empresas concesionarias (pues se incentiva el uso de la vía que les da beneficios y ellos no pierden un duro) que se enriquecen no con el dinero de los ciudadanos que usan sus vías sino con el dinero de todos los ciudadanos, las usen o no. ¿Se están pagando favores?
La reacción del PR, en lugar de buscar la raíz de problema y de pedir soluciones para ella, es más básica y visceral. “¿Y por qué yo no? Si ellos lo tienen, yo también.” Nada de entrar en valoración de cuánto cuesta y quien lo paga y de donde se saca el dinero y a quien se le quita para pagar eso. No. Víscera. Lo mío. Y punto.
Pues eso, un gen defectuoso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario