Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

miércoles, 26 de junio de 2013

El Condado de Treviño

BLOG

A veces pienso que, en UPyD, nos gusta meternos en charcos. O nadar contra corriente. O, y esta es la razón más cierta, nos gusta ser coherentes aunque sea impopular la postura que nos obligue a adoptar esa coherencia.
En La Rioja es fácil defender que el Cupo Vasco es injusto, pero también lo defendemos allí. Lo mismo que en Navarra defendemos que los fueros destruyen la igualdad entre los españoles. Aquí en La Rioja, por poner un ejemplo de ir a la contra, creo que somos los únicos que estamos en contra del AVE y a favor de cerrar el aeropuerto (puede que IU también, no me hagan mucho caso). Todas estas decisiones han sido tomadas después de reflexionar sobre ellas y porque nos parecen las más coherentes. Todas tienen un alto coste político (algunas más que otras, desde luego) por aquello de ir en contra de “la opinión mayoritaria”.

Pues lo mismo está pasando en Burgos con el tema del Condado de Treviño. Mis compañeros de Burgos y del País Vasco han reflexionado sobre ese asunto y han adoptado una posición. En este caso concreto han estimado que, para los habitantes de Treviño, tiene mucho más sentido pertenecer al País Vasco que a Castilla León.
No voy a meterme en las razones de porque hemos adoptado esta decisión. Más allá de las informaciones periodísticas sé muy poco sobre este asunto. Sé que mis compañeros, que viven con esta realidad mucho más a menudo, que han hablado con los vecinos, que se han leído el informe en contra de esa fusión de la Universidad de Burgos, han tomado una decisión razonada. Quizá equivocada, por supuesto. Quizá no deberíamos apoyar la fusión de Treviño y el País Vasco. Pero es una decisión razonable y razonada. Y, si soy sincero, hasta que me encontré con el asunto ni me había planteado la cuestión en profundidad. Un íntimo amigo mío, con raíces familiares en el Condado, es abiertamente contrario a la fusión con el País Vasco pero sus razones, generalmente, son más emocionales que racionales. Y, no teniendo yo vela en el entierro, nunca suelo discutir con él el porqué y el porqué no.
Sé que este asunto, en Burgos, nos granjeará pocos votos. Y sé que en el País Vasco habrá quien haga una asociación de ideas equivocadas y nos acusará de apoyar a Treviño en sus reivindicaciones pero que no estamos a favor de que los vascos (o los catalanes) elijan su propio futuro. Esto último ya estaba en los comentarios de alguna de las noticias sobre este asunto. A mi me parece un planteamiento falaz y tramposo. UPyD apoya que, por razones administrativas y de organización se cambié el mapa de dos comunidades autónomas. No creo que eso tenga nada que ver con la independencia de un territorio respecto a su nación. A no ser que queramos equiparar a toda España con una sólo comunidad autónoma. Habrá quien lo haga, no lo dudo. Pero es difícil que discutamos si ni siquiera estamos de acuerdo en los conceptos. Para mi los habitantes de Treviño son, ante todo, españoles. Y españoles seguirán siendo en una comunidad o en otra. Las heridas identitarias, siento decirlo así, me importan bastante poco.
Lo que realmente me gusta de la decisión de mis compañeros no es que sea a favor de la fusión de Treviño con el País Vasco. Me gustaría lo mismo si hubiera sido en contra.
Lo que me gusta es que la decisión de UPyD sea la misma en el País Vasco o en Castilla-León. Y eso es, sin lugar a dudas, un hecho diferencial. ¿Qué dice el PP en Burgos? Que la fusión está mal. ¿Qué dice en el País Vasco? Que tiene mucha lógica. ¿Y el PSOE? Lo mismo. Como si le hubiera copiado el discurso. Como con los fueros, como con el cupo vasco, como con tantas cosas. El PP y el PSOE han dejado de decirle lo mismo a los españoles. Porque ni el PP ni el PSOE creen en la igualdad de los españoles. UPyD, desde su mismo nacimiento, ha explicado todas las veces que fuera necesario que este partido aparecía para defender aquello que PP y PSOE han dejado de defender. Han dejado defender la idea de un estado español. El PSOE ha dejado de ser un partido nacional y el PP, por sus prejuicios y sus complejos, no le ha ido a la zaga. Nuestro partidos mayoritarios, aquellos que deberían vertebrar España y darle su sentido, no son capaces de defender la unidad de la nación española como instrumento para garantizar la igualdad de todos los ciudadanos, la cohesión y la competitividad de nuestro país. Ni el PSOE ni el PP tienen ya un discurso nacional. Ni en política educativa, ni en política económica, ni en política fiscal, ni en política sanitaria... En nada. Sólo se han puesto de acuerdo en no tocar la Ley Electoral y en dar dinero (sin control) a los bancos.

Treviño es sólo un ejemplo más. Y Treviño, como su sencillo ejemplo, demuestra que UPyD tendrá o no razón (claro que creo que la tiene) pero que nos sobra honestidad y coherencia para con los ciudadanos. Justo de aquello que más adolecen el resto de los partidos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario