Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

miércoles, 3 de julio de 2013

Esto no es política

Por más que en mi trabajo intento no hablar de política (yo voy allí a hacer mi labor y a que me paguen por ella, no a “predicar” la palabra de UPyD) alguna vez me dejo embaucar en una conversación sobre este asunto. Hoy ha sido uno de esos días.
Magdalena Álvarez
Fuente: Expansión
Salía de reparto con un compañero. Un chico joven, 28 años. Y me ha abordado él para hablarme del tema de la imputación de la ex-ministra Magdalena Álvarez. Lo que he notado nada más comenzar a hablar es que tenía un batiburrillo lindo. No sabía quien era esa señora. No sabía de qué cuerda era, no sabía porqué le habían imputado. Al intentar explicarle yo que era por el tema de los EREs me ha dicho que ese asunto ya estaba resuelto.
Después de explicarle el tema con un poco de detalle, tal cual yo lo veo, tratando de ser meramente informativo y sin venderle la moto de UPyD, me ha dicho la frase de siempre. Aquella de “yo es que paso de la política”. Quizá es una de las frases que más escucho en cuanto a alguien le doy una charla de más de dos minutos sobre política. Y es una de las frases que más me irritan. ¿Tan difícil es entender que la política nos afecta en todo?
Pero bueno, he tratado de ser paciente. He tratado de preguntar, de responder con buenas palabras, de hacerle entender lo que la política es y lo que no es. Y él me ha contado una historia.
Resulta que tiene vínculos con una aldeilla de Galicia, de Orense. Y hace unos años, en verano, para las fiestas de la aldea, solicitaron a la Diputación una ayuda para poder llevar unos gaiteros (yo hubiera llevado a Siniestro Total, pero bueno). Presentaron tres veces la documentación y todos los papeles sin que la Diputación les hiciera ni puñetero caso. Hasta que uno dio con la tecla. No había que ir a la Diputación, había que ir a la Sede del PP. Dicho y hecho. Acudieron a la Sede del PP de Orense y explicaron su problema. Una asociación de jóvenes que quería que... ¡Jóvenes! Esa fue la palabra clave. Resulta que el PP en Orense se está dando cuenta de que los jóvenes no les votan. Y hay que solucionarlo. Les abrieron los brazos, les trataron como amigos de toda la vida y les citaron en... en la Diputación, desde luego. Trato de Vip, abrazos, peloteo. Día de las fiestas en la aldea y se presenta un estupenda banda de gaiteros pagados por la Diputación. Había más gaiteros que aldeanos. ¡Qué no le falte nada a nuestros jóvenes paisanos, habían dicho en la Diputación de Orense!
Mi compañero entendía que esto estaba mal. Entendía que la Diputación debería haberles hecho caso, para sí o para no, cuando pidieron a los gaiteros por el cauce establecido. Y que conseguir lo que consiguieron porque acudieron a pedirlo a la sede del PP estaba muy feo. Y, para él, este es un ejemplo de que la política es una mierda.

¿Cómo hacerle comprender que eso no es política? Eso es caciquismo, eso es una vergüenza, eso es un sistema podrido que se dedica a comprar votos. Eso es muchas cosas. Pero eso no es política.

1 comentario:

  1. Es tu dinero, si quieres recuperarlo y que tus hijos tengan futuro o recuperen parte de lo perdido por no luchar o pasar de política, haber como se lo explicas.

    ResponderEliminar