Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Pactos, pactos, pactos

Vaya por delante que no sé si es una crítica o un elogio lo que le quiero hacer al PSOE con esta breve reflexión. Más que nada porque si no comento yo el tema alguien recordará que hemos pactado con ellos en Asturias y, a priori, no parece muy diferente lo que el PSOE ha hecho con el PNV en el País Vasco. Aunque yo creo que sí que es diferente.
El caso es que lo primero que pensé cuando escuché la noticia es que hay que ver como se las arregla el PSOE para pactar con todo el mundo. Lo suyo a veces parece contorsionismo. En el mismo País Vasco pactó con un PP al que se dedica a despreciar a lo largo del resto del país. Pero es que con el PNV ha pactado en numerosas ocasiones, llegando a gobernar con él y con Rosa Díez como Consejera sí (también antes de que alguien me lo diga). Y ha pactado con CiU, con ERC, ha gobernado (Zapatero) con el sostén de un batiburrillo donde estaban los anteriores pero también Coalición Canaria o el BNG o la Chunta, todos juntos y bien revueltos en una mescolanza inverosímil y efectiva. O, este es mi recuerdo preferido, aquel pacto que se montó en las Baleares para que el PP no gobernara y que juntó a cuatro o cinco partidos que no eran más que toda la oposición en bloque. Inaudito.
Lo que a mi me hace dudar de todo esto son las razones.
A veces pienso simplemente que desde el PP son muy altivos y desdeñosos poniendo difícil que se pacte con ellos. No tengo más que recordar como fue lo del pacto de Asturias con un Foro y un PP que no tenían ningún interés en hablar con nosotros hasta que llegó la hora límite y vieron que iba a gobernar el PSOE que sí había aceptado hablar de lo que queríamos. Y no es la primera vez que el PP pone las cosas difícil, como sucedió aquí en Logroño cuando ganó las elecciones pero no con mayoría absoluta y no llegó a un acuerdo con el PR para gobernar dejando que fuera el PSOE quien lo hiciera. Pero a cinco minutos de Logroño, en Villamediana, no tuvo ningún problema en llegar al acuerdo con el PR dándose una situación de lo más curiosa.
A veces pienso que el PSOE con tal de no perder el poder es capaz de cualquier cosa. A veces soy generoso y pienso que lo hacen por responsabilidad. No puedo negar, piense lo que piense de este partido (y de su reflejo), que le vota mucha gente y que lo compone mucha gente. Tiene que haber, por fuerza, gente convencida de que esos votos implican una responsabilidad y tratar de llegar a acuerdos que permitan la gobernabilidad bien se puede defender como una actitud responsable.
Gorka Maneiro
Fuente: El Correo
El problema es que la mayoría de las ocasiones pienso lo mismo que ha opinado Gorka Maneiro, parlamentario de UPyD en el País Vasco, sobre el asunto. Que el PSOE y el PNV pactan para que nada cambie. Por norma esta es la realidad. El PSOE (sustitúyase aquí por el PP cuando corresponda) pacta casi siempre por dos razones: para que no gobierne el PP (sustitúyase aquí por el PSOE cuando corresponda) y para mantener un status quo que, en el fondo, no les desagrada en absoluto.
En el caso del País Vasco vamos a defender que el PSOE no ha pactado entrar en el gobierno, que me parece un acierto. Y vamos a defender que prefiero que el PNV se entienda con el PSOE que con lo batasunos de las narices. Incluso intento defender que ha pactado acciones concretas por parte del gobierno que al PSOE le parecen necesarias para mejorar la vida de los vascos. El problema es que el País Vasco tiene problemas fundamentales que el PSOE no fuerza al PNV a adoptar y que este, faltaría más, nunca adoptará por si mismo. Allá va nuestra matraca: que si la política educativa en lo que respecta al idioma; que si las bestiales administraciones vascas con su parlamento, sus juntas y toda su gaita que no hace más que fomentar las duplicidades, triplicidades y el derroche generalizado aunque sólo sea por el dinero que se escapa entre las costuras de tantos niveles administrativos; relacionado con esto, el País Vasco necesita una reforma fiscal que promueva una distribución de las cargas más justa y que confiera al Gobierno Vasco más recursos públicos para destinarlos a salvaguardar el Estado del Bienestar e impulsar la actividad económica en detrimento de los que recaudan las juntas; o, esto sería ya mucho pedir, se necesita que el País Vasco renuncie a una financiación privilegiada e injusta por parte del Estado que no hace más que fomentar la desigualdad entre los españoles y, entre otros muchos efectos, fomentar el victimismo de otros nacionalismos como el catalán.
Pero claro, para esto no pacta el PSOE.

Al final me ha salido una crítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario