Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

lunes, 7 de octubre de 2013

Ah, el Palacio...

Hoy voy a hacer un corta y pega breve a modo de experimento.
A raíz de lo que está sucediendo en el mediterráneo con los terremotos y la plataforma Castor he estado buscando información en internet. Como poco es un asunto interesante y diferente a nuestra rutina habitual. Y, desde luego, es un asunto preocupante sobre todo si pensamos en los vecinos de la zona.
De forma tangencial he encontrado una intervención de Francisco Sosa Wagner, eurodiputado de UPyD, preguntando a la Comisión Europea sobre unas intervenciones que el gobierno Español ha autorizado en el mediterráneo. De su lectura se deduce que no está preguntando en concreto por esta plataforma Castor sino mostrando su preocupación por unas nuevas intervenciones. Lo que me llama la atención es otra cosa. La fecha, 29 de abril de 2013.

Preguntas parlamentarias
29 de abril de 2013
E-004814-13
Pregunta con solicitud de respuesta escrita
a la Comisión
Artículo 117 del Reglamento
Francisco Sosa Wagner (NI)

 Asunto:  Protección del mar Mediterráneo
 Respuesta(s) 
El Gobierno de España otorgó a dos empresas varios permisos de investigación para examinar la existencia de hidrocarburos en el mar Mediterráneo, en la costa de Valencia (denominados «Alta Mar 1», «Alta Mar 2», «Albufera», «Benifayó» y «Gandía», que se aprobaron mediante Reales Decretos de 23 de diciembre de  2010). Algunos ayuntamientos, así como la administración regional impugnaron estos acuerdos mediante recursos que recientemente han sido desestimados por el Tribunal Supremo (sentencias de 15, 21 y 27 de marzo de 2013).
Ante el inicio de las tareas de investigación, me interesa conocer la opinión de la Comisión Europea sobre los siguientes aspectos:
1.¿Ha comunicado el Gobierno de España a la Comisión estas autorizaciones de conformidad con las previsiones contenidas en la Directiva 2008/56/CE, de 17 de julio, que establece el marco de acción comunitaria para la política del medio marino?
2.¿Considera la Comisión que dichas actividades son conformes con los acuerdos suscritos mediante el Protocolo para la protección del mar Mediterráneo contra la contaminación resultante de la exploración y explotación de la plataforma continental, del fondo del mar y de su subsuelo, publicado en el Diario Oficial el pasado 9 de enero de 2013? ¿Qué disposiciones se están adoptando para garantizar que las anteriores autorizaciones se ajusten a estas previsiones como impone el artículo 29 de ese Protocolo?
3.¿Qué otras actuaciones sobre el preciso cumplimiento de dicha normativa relativa a la estrategia marina sigue realizando la Comisión tras la publicación del informe COM(2012)0662, sobre la ejecución de las obligaciones, los compromisos y las iniciativas que tienen los Estados miembros o la Unión a nivel de la UE o a nivel internacional en el ámbito de la protección medioambiental de las aguas marinas?

A continuación encontramos la respuesta de la Comisión, 21 de junio de 2013.

Preguntas parlamentarias
21 de junio de 2013
E-004814/2013
Respuesta del Sr. Potočnik en nombre de la Comisión
1. De conformidad con el artículo 8, apartado 1, letra b), de la Directiva marco sobre la estrategia marina(1), España informó en 2012 a la Comisión de que las autoridades habían expedido permisos de exploración para Lubina 1 y Lubina 2 (Real Decreto 184/2002), Altamar 1, Altamar 2 (Real Decreto 1774/2010), Albufera, Benifayó y Gandía (Real Decreto 1775/2010). Sin embargo, la citada Directiva no prevé la notificación oficial de tales autorizaciones.2. La Comisión no ha recibido por parte de España información suficientemente detallada sobre estas actividades para evaluar una posible vulneración del Derecho de la UE o del Protocolo del Convenio de Barcelona. La Comisión va a preguntar a las autoridades españolas de qué forma garantizan que los efectos medioambientales queden reducidos al mínimo, de conformidad con la normativa aplicable de la UE, incluido el Protocolo.3. La Directiva 2008/56/CE antes citada no regula actividades específicas. La Comisión ha presentado una propuesta de Reglamento sobre seguridad de las actividades de prospección, exploración y producción de petróleo y gas en alta mar. Sobre la base de esta propuesta, en la sesión plenaria del Parlamento Europeo de 21 de mayo de 2013, se adoptó una Directiva destinada a reducir, en la medida de lo posible, la frecuencia de los accidentes graves causados por las actividades relacionadas con el petróleo y el gas mar adentro, limitar sus consecuencias y aumentar, de este modo, la protección del medio marino y de las economías costeras frente a la contaminación. Sin embargo, estas nuevas disposiciones no han entrado aún en vigor, por lo que no son aplicables en este caso.

(1)Directiva 2008/56/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de junio de 2008, por la que se establece un marco de acción comunitaria para la política del medio marino (DO L 164 de 25.6.2008, p. 19).

 Tres meses. Además, en la respuesta se explica que “La Comisión no ha recibido por parte de España información suficientemente detallada sobre estas actividades para evaluar una posible vulneración del Derecho de la UE o del Protocolo del Convenio de Barcelona”, cosa que a mi me da una mala imagen del gobierno español. A continuación se explica que se va a proceder a preguntar sobre las garantías medioambientales a las autoridades españolas.
Tres meses para dar una respuesta. Una respuesta que aplaza cualquier intervención a una pregunta que se debe hacer al gobierno español. Pregunta que, seamos optimistas, se tramitaría a la semana siguiente, finales de junio. A la que tiene que responder el gobierno español estando un verano de por medio (y ya sabemos qué pasa aquí con el verano). Así que, imagino, nuestro gobierno estará ahora terminando su respuesta, que quizá se queda en el aire hasta saber qué pasa con la plataforma Castor.
Resultado, las intervenciones por las que preguntaba el eurodiputado Sosa Wagner siguen adelante. Sin una respuesta clara, directa y adecuada sobre su impacto medioambiental. Quizá para cuando este exista, ya se haya provocado algún daño irreparable.

Va a ser cierto que somos europeos porque parece que allí el dicho de “las cosas de palacio van despacio” es tan cierto como aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario