Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

sábado, 19 de octubre de 2013

La parte por el todo

Sin ser catalán ni vasco me fastidia enormemente como los nacionalistas se arrogan la voz de sus comunidades. No son pocas las veces las que hablan de “los catalanes quieren...”, “Cataluña no permitirá que...” y cosas de ese estilo. Cámbiese Cataluña por País Vasco (o Euskadi) y son frases igual de válidas. Imagino que habrá muchos catalanes y vascos que se sentirán plenamente identificados con esas voces (para algo los partidos nacionalistas son los mayoritarios en estas comunidades). Pero quiero creer que también habrá catalanes y vascos que se molestan por que su gobierno hable en nombre de toda la sociedad atribuyéndole a esta un monolitismo y una uniformidad que está lejos de ser cierta. Para muestra el Parlamento Catalán donde podemos encontrar 7 fuerzas políticas distintas (y una de ellas, al menos, es una coalición).
Con el tiempo lo que he comprobado es que, lejos de combatir este lenguaje tan alejado de la realidad, el resto de las formaciones (incluida en ocasiones la mía) lo que han hecho es copiar la forma de expresarse de los nacionalistas. Así la Junta de Andalucía se ufana en defender que la suya es la voz de todos los andaluces por más que perdieran las elecciones aunque estén gobernando o, por poner un ejemplo de la otra acera, la vicepresidenta del gobierno es capaz de saber lo que quieren las “mayorías silenciosas” por más que estas sean eso, silenciosas. En nuestro caso solemos usar la expresión “los ciudadanos quieren...” como si les hubiéramos preguntado a todos.
Ayer recibí el De Buena Fuente del Ayuntamiento de Logroño. Mi esposa sí que le echa un ojo. Yo, a pesar de que al estar no sólo afiliado sino participar activamente en la vida de mi partido tendría que hacerlo, no puedo con él. El maratón de fotos de nuestra alcaldesa en el que se ha convertido me resulta completamente insufrible.
Pero no ha hecho falta que lo ojeara. En la portada, en letras bien grandes: “Logroño revela sus objetivos como ciudad”.

Vamos a ver. Esta semana en Logroño ha habido el debate sobre el estado de la ciudad. Una de esas estupideces que hacen nuestros políticos para llenar titulares de prensa y para tratar de replicar lo que se hace en el Congreso de los Diputados sin conseguir más que hacer el ridículo. Resumiendo, una pérdida de tiempo en mi opinión. Y esos objetivos de los que habla la portada son los planes que ha propuesto la alcaldesa para el futuro inmediato de nuestra ciudad. No voy a entrar en el contenido de esos planes, en si son acertados o no. Pero lo que tengo claro es que esos objetivos no son los de Logroño, son los del partido que gobierna Logroño.
No le niego al PP el derecho a decidir de momento el rumbo de la ciudad. Me pese lo que me pese ganaron por una abrumadora mayoría la alcaldía y ejercen la labor que les fue encomendada. Pero ese titular a mi me ofende. No es Logroño. Podría decir, “El PP”, “Cuca Gamarra”, “La alcaldesa”, “El Gobierno municipal”, incluso aunque no representen a la totalidad como si tiene su gobierno “El Ayuntamiento”. Una publicación que está pagada por el dinero de todos y que, en teoría, es meramente informativa, no debería bajo ningún concepto ser tan parcial y manipuladora. En mi opinión.

Sé que no tiene sentido que algunas cosas me molesten. Soy un purista con pretensiones demasiado altas. La democracia es humana y, por tanto, imperfecta. Y estas cosas forman parte de la democracia que es, en mi opinión, el único modo de gobierno civilizado. Pero me gustaría que cuidáramos más las palabras y las expresiones. Porque no son inocuas. Una parte, por más significativa que sea, no es el todo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario