Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

jueves, 10 de octubre de 2013

Los sindicatos tampoco dan la talla

A mi que los sindicatos estén pringados en el tema de los ERE ni me ha sorprendido ni me ha escandalizado más que otras corrupciones.
Toxo y Méndez
Fuente: EFE, vía Diario de Navarra
No me ha sorprendido porque, al final, era difícil pensar que en un tema como éste, vinculado al mundo laboral, no hubiera sindicalistas implicados. Es más, habiendo tanto dinero de por medio y siendo el percal tan grande como da a entender tanto la prensa como el alcance de la investigación de la juez Ayala, por fuerza tenía que salpicar a más de un estamento. Pensar que sólo los políticos se corrompen es estúpido.
Tampoco me ha escandalizado más allá de lo que me escandaliza la corrupción, que es mucho. Vuelvo a repetir que pensar que sólo los políticos se corrompen es estúpido. Aquel cuya ética sea dudosa se corromperá si tiene ocasión, sea sindicalista, político o fontanero. Ni todos los sindicalistas son corruptos porque ahora los haya ni todos los políticos tampoco.
Pero, como siempre ha dicho mi partido, el problema en sí no es la existencia de los corruptos. Es como respondemos ante ellos.
Los partidos políticos tradicionales tienen una larga trayectoria de no dar la talla ante la corrupción propia. Ni expulsan a sus corruptos, ni aceptan como propuso UPyD que los imputados no puedan ir en listas, ni quieren quitar el aforamiento (como también propuso UPyD), ni colaboran verdaderamente con la justicia como se puede ver ahora con el caso Bárcenas y la múltiple y sospechosa destrucción de pruebas por más que, parece, no haya cometido el PP ningún delito con ello.
Claro que, al lado de como está respondiendo CCOO, lo del PP es pecata minuta.
Ya me pareció una pasada digna de investigación judicial las barbaridades que se dijeron ayer comentando las detenciones. Afirmar, como hizo el Secretario General de CCOO que “el modo en que se ha detenido a sindicalistas en Andalucía por el caso de los ERE <<no debería tener cabida en un estado democrático>>” me deja completamente estupefacto. En primer lugar, ¿lo que le molesta al señor Toxo es cómo se han realizado las detenciones o que se haya detenido a sindicalistas? Es decir, si los detenidos hubieran sido, por decir, taxistas, ¿le hubiera molestado también el modo de detenerlos o no? Y, en segundo lugar, ¿cual es el proceder para detener a alguien que crees que ha cometido un delito en un estado democrático? ¿Le mandas una carta certificada y esperas que se presente en la comisaria tras haber destruido la información y las pruebas que pudieran incriminarle? Realmente, lo que evidencia la reacción del Señor Toxo es que se cree por encima de las investigaciones de la justicia, cosa que no es así.
Al lado del Señor Toxo cuando hizo estas declaraciones estaba el Secretario de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero. Puedo imaginarme al señor excitándose al escuchar a su Secretario General. Era lógico que dijera que esta situación “tiene mucho más que ver con las brigadas de la social al servicio de los tribunales de orden público de otros momentos que con un estado de derecho en el siglo XXI”. Es que uno se calienta, se deja llevar y dice la primera estupidez que le viene a la cabeza. A todos nos pasa. Sólo que cuando me enfrío y recapacito, me disculpo de mi gilipollez. Se ve que este señor aún no ha recapacitado.
Todo esto es indignante por parte de CCOO. Pero ya lo que raya lo inmoral (yo creo que lo supera ampliamente) es que, esta mañana, los Secretarios Generales de CCOO y UGT de Sevilla hayan participado en una concentración a las puertas del juzgado de Mercedes Ayala en señal de apoyo a los sindicalistas detenidos. Me ha sido imposible no recordar manifestaciones parecidas en apoyo de etarras, manifestaciones que sólo tenían un cometido: intimidar al poder judicial.

Lo más triste de todo es que sólo se ha detenido a dos sindicalistas (más las noticias que publica El Mundo sobre facturas falsas y todo eso). No ha habido una redada entre todos los sindicalistas españoles ni nada parecido. Entre los miles de personas que trabajan para cada uno de los sindicatos de esta país tiene que haber manzanas podridas aunque sólo sea por estadística. Si CCOO y UGT, en lugar de adoptar el mismo aire de dignidad ofendida que adoptan PP y PSOE en idénticas situaciones hubieran actuado con integridad poniendo en cuarentena a los implicados y mostrando su respeto por la acción de la justicia hubieran mostrado que son algo distinto a los partidos tradiciones. Lo que han demostrado es que son, como temíamos, parte del problema. 

2 comentarios:

  1. Dios quiera que UPyD cumpla con su programa antes de que le salga algún caso de corrupción, y tenga la tentación de ocultarlo como toda esta calaña de buitres, y que los españoles le demos la oportunidad a UPyD de purificar las instituciones, si lo consigue y es fiel a lo que dice pasará a la historia como el partido que regenera la segunda democracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si casos de corrupción saldrán, lamentablemente. Lo que hay es que ser implacables con ellos. El problema no es tener corruptos, es mantenerlos.

      Eliminar