Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

lunes, 21 de octubre de 2013

Otra herida más

No hay mucho que decir realmente sobre la noticia del día. Estrasburgo ha dictado sentencia. Es una sentencia terrible, dolorosa y apabullante. Por supuesto es una sentencia que el España debe, en mi opinión, acatar y cumplir. Con toda la literalidad que se pueda y sin ninguna interpretación mínimamente positiva hacia los reos, pero en resumidas cuentas acatar y cumplir.
Acatar y cumplir que dista mucho de alegrarse por esta sentencia. No quiero tomar el todo por la parte y no quiero identificar las palabras de Alberto Garzón con la opinión de IU, de quien tampoco espero gran cosa dicho sea de paso. Pero no logro comprender como alguien que no esté enfermo puede considerar esa sentencia como una buena noticia.

No voy a entrar a tratar de comprender el hilo de razonamientos que ha llevado a ese joven diputado en el que tantos tienen depositadas tantas esperanzas y que estoy seguro que terminará por defraudarlas a decir lo que ha dicho. No logro comprender como se puede entender que es una buena noticia una decisión que sólo ha sembrado el dolor entre tantas y tantas víctimas inocentes de una violencia que les fue impuesta por una banda de totalitarios y asesinos.
El caso es que ahora hay que afrontar este hecho. Hay que soltar a buena parte de la calaña que habita nuestras cárceles antes de lo querríamos. Esto es así porque teníamos un Código Penal (el franquista, no lo olviden) que era más benévolo de lo que creíamos.
Busquemos el lado positivo. Esto no sucederá más. Aquellos que han sido juzgados después de la doctrina y no antes no han sufrido retroactividad por lo que cumplirán sus penas íntegras. Así aprende una democracia, lamentablemente. Con errores y con tropezones.
Pero qué triste.
Otra herida más, y van muchas.
Presos presuntamente moribundos paseando su esqueleto por las calles de su ciudad.
Presos en huelga de hambre que se ríen de todo el mundo y se escapan de la justicia en cuanto pueden.
Una ETA que no entrega las armas, que no se disuelve, QUE NO SE ARREPIENTE DE SU CONDUCTA CRIMINAL.
Un Parlamento Vasco colonizado por los amigos de ETA y contaminando con sus mentiras y su torticera visión de la realidad el que debería ser el templo de la democracia. Esa democracia en la que no creen pues sólo creen en imponer su voluntad como los totalitarios que son.
Unos ayuntamientos conquistados para poder, nuevamente, ejercer su gobierno de mentiras y continuar sembrando su semilla de odio.
Y ahora otra herida más.
Tantas ya.
¿Dónde coño está la buena noticia, Alberto?

1 comentario:

  1. Para Alberto Garzón cualquier condena a España es una buena noticia

    ResponderEliminar