Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

martes, 10 de diciembre de 2013

Desmontando poco a poco el Estado

Entre las diversas ocupaciones laborales que he desempeñado mientras desperdiciaba mi formación universitaria también está el campo de la seguridad y vigilancia. No era un Vigilante de Seguridad (para eso hay que sacarse un título) sino lo que se designa como, creo, Auxiliar de Seguridad. Vamos, que no tenía el título, que no había asistido a ningún cursillo y que existían diversos cometidos que no podía desempeñar (y lo de tener un arma ni se lo planteen, gracias a Dios). Justo cuando estaba inmerso en el cursillo para sacarme el título encontré el trabajo que tengo ahora. Menos dinero pero más horas libres y un horario sin noches ni fines de semana fueron argumentos de peso y abandoné la vigilancia.
Así que tengo poca experiencia sobre ese mundo, pero algo tengo. Tengo algo de conocimientos sobre el curso para obtener el título, pero no llegué hasta el final. Es decir, experiencia, pero limitada. Y, partiendo de esa limitada experiencia puedo decir que no me cabe ninguna duda que permitir a los vigilantes de seguridad realizar cacheos y detenciones es un desatino, una locura y una barbaridad.


Parto de que necios hay en todas partes y gente responsable, también. La proporción entre fuerzas del orden de necios no creo que diera de la que hay entre vigilantes. Pero, por favor, el nivel de preparación, la responsabilidad, la capacidad e, incluso, la vocación entre unos y otros no tiene margen de comparación. Por no hablar de que, en realidad, estamos hablando de coartar una serie de derechos fundamentales por medio de un acto violento (la detención, el cacheo) que “privatizamos” al permitir que lo puedan hacer otros distintos a las fuerzas del orden PÚBLICAS. El estado es lo que es por tener, en teoría, el monopolio de la violencia tal cual Weber lo definía. Con esto, el estado se hace, nuevamente, más insignificante e inútil. Y en una faceta fundamental. 

1 comentario:

  1. A mi de pequeño me gustaba ser el poli. Quizás el pp me deje detener a los malos, vamos a los que no son del pp

    ResponderEliminar