Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Superpacto

De repente, queremos ser extranjeros. Y no lo digo por ese anuncio de Campofrío que tanto éxito ha tenido y que a mi me produce sentimientos ambivalentes . El anuncio está bien pero, ¿lo único que podemos reflejar de España es que nos gusta la fiesta y estar en lo bares?. Yo hablo del superpacto que se ha alcanzado en Alemania.


De repente todo el mundo comienza a hablar de que aquí se debería hacer algo así, que si allí si tienen sentido de Estado, que si nuestros partidos deberían aprender de los alemanes... Y cuando digo todo el mundo es todo el mundo. Sin ir más lejos he tenido que escuchar a mi esposa con la matraca.
Vale. Pacto. ¿Para qué? Cuando yo vi el resultado de las elecciones alemanas, en las que la señora Merkel se cepilló a sus socios los liberales consiguiendo que ni siquiera entraran en el Parlamento lo tuve claro. Si yo fuera lo socialdemócratas en Alemania dejaría a la señora Merkel que gobernara en solitario. Si se ha quedado a dos parlamentarios de la mayoría absoluta, algo que no pasa casi nunca en ese país, que gobierne pues se lo ha ganado. Que se lleve los premios de sus aciertos, y los palos por sus fracasos. Sentido de Estado... será que no tengo. O que, para mi, bien puede ser tener sentido de Estado permitir con mi abstención que gobierne aquella persona a quien los alemanes han apoyado mayoritariamente. Y sentido de Estado es que, en el día a día, pacte cada iniciativa con el partido de la señora Merkel para tratar de mejorarla si me parece necesario y oportuno. Y sentido de Estado es, cuando se presente algo que me parezca fundamental (pues tienen ideas diferentes, sino no habrían concurrido a las elecciones en partidos distintos) plantarme no apoyar a la presidenta pues lo que no se puede tampoco es traicionar a nuestros electores y a las ideas que configuran mi idea de Estado.
Superpacto. Bien. ¿Para qué? ¿Para no cambiar nada? ¿Para repartirse la Justicia? ¿Para no afrontar el descomunal número de municipios que tenemos que lastra a estas administraciones y crea un caos organizativo lleno de vericuetos por donde se escapa el dinero de los ciudadanos? ¿Para que la Ley Electoral siga siendo injusta con aquellos que no votan al PP o al PSOE? ¿Para no suprimir el mailing? ¿Para seguir llevando imputados en la listas electorales? ¿Para seguir formando parte de los consejos de un montón de empresas privadas sin aportar nada en ellas cuando no llevarlas a la ruina como ha pasado con las cajas? ¿Para...?
Superpacto. Pero si ya existe. Y hay que romperlo.


Además. Si queremos copiar algo del extranjero... ¿por qué no copiamos al gobierno italiano que ha eliminado toda financiación pública de los partidos políticos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario