Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

martes, 19 de agosto de 2014

A cuento de Sosa

Las cosas claras y el chocolate espeso: estoy en contra de la fusión de UPyD y C's. Y conociendo a algunos que aquí en La Rioja irán en la lista de C's si les dejan mandar, menos aún (lo estaba mucho antes de conocer la “cercanía” de esas personas con C's y este blog es testigo).
Pero no es por proponer esa fusión por lo que el celebre artículo de Sosa Wagner me ha indignado. Ni siquiera por la rapidez con la que cambia de criterio. Está en su derecho por más incoherente que pueda parecerme. Me ha cabreado y me ha hecho lamentar mi voto a su persona en las primarias del partido el párrafo donde habla de actitudes dictatoriales y de la expulsión de afiliados en UPyD. Como intento mantener un tono adecuado y no estridente en el blog no puedo decir exactamente cuanto me ha irritado esta afirmación.
Llevo afiliado a UPyD desde antes de las elecciones europeas de 2009. Por causas diversas lo que yo pretendía que fuera una afiliación del montón y que el partido contara conmigo para pegar carteles y repartir octavillas se fue transformando en una participación más activa en la vida interna del partido. He sido candidato en dos procesos de elecciones para el Consejo Territorial. Se podía presentar quien quisiera sin ningún aval. He participado en la elaboración de los programas electorales y de las ponencias políticas del partido sin que se me exigiera nada más que estar afiliado, haber pagado mis cuotas y querer hacerlo. Pude opinar sobre lo que quise y así lo hice. He sido elegido como delegado para el II Congreso del partido (nuevamente se podía presentar quien quisiera sin aval) y allí participé en mi comisión y en las votaciones del plenario. Nadie me dijo qué tenía que votar o qué no. Voté, debatí, defendí mis enmiendas, aplaudí algunas y critiqué otras. No recibí ninguna indicación sobre nada de nada. En mi comisión se debatió el tema de C's porque así lo quisieron los afiliados con sus enmiendas. (Hoy me han dicho que no se había informado de que se debatiría ese asunto. ¡Bendito Dios! Hay que ser necio. No había orden del día más allá de las enmiendas presentadas por los afiliados. Y estos podían hacerlas abordando las cuestiones que les parecieran pertinentes. Y por eso se debatió este asunto. ¿Hay algo más democrático?). Las enmiendas sobre acercamientos a C's perdieron, y no por estrecho margen. Y sin que Rosa nos amenazara con nada (porque no estaba, para empezar). Porque no quisimos los afiliados presentes. Y luego el pleno del Congreso (el órgano máximo del partido) aprobó por una mayoría aplastante las ponencias redactadas por esas comisiones. Y yo voté a favor sin que nadie me indicara que lo hiciera. Y cuando voté en contra del “aparato” (como cuando me opuse a que hubiera simpatizantes de menos de 18 años pues no creo en las “juventudes” de los partidos) nadie me llamó la atención. Ni a mi, ni a nadie. Participo en el Consejo Político Nacional de UPyD. Voto con libertad y presento las ideas que me parecen necesarias. Escucho voces criticas allí y está bien que así sea, pues ese es el cauce. Voces no cuentan con apoyos mayoritarios, dicho de paso. Nadie es represaliado por decir allí lo que piensa. Como debe ser.
UPyD hace primarias siempre para todo tipo de elecciones. Son obligatorias. Somete sus programas a la opinión de todos sus afiliados. Cuelga sus resoluciones políticas y sus estatutos en la web junto a toda la demás información interna como las cuentas.
¿DE QUÉ COÑO DE ACTITUDES DICTATORIALES ESTÁ HABLANDO SOSA WAGNER?
UPyD dista mucho de ser perfecto y habrá que mejorar. No lo dudo. Pero este partido es más democrático que cualquier otro. En ningún otro el afiliado tiene no sólo tantos derechos sino tantos cauces para la participación. Si el señor Sosa Wagner conoce casos de abuso de poder lo que debe hacer es denunciarlos en la Comisión de Garantías, que elegimos en el II Congreso también por abrumadora mayoría y a la que se podía postular quien quisiera. Y hablar en el Consejo Político donde sólo le he escuchado para hacer campaña de su candidatura a las primarias a Europa antes de que el proceso de primarias se hubiera iniciado. Pero claro, en ese momento no le importó el apoyo de Rosa Díez.

Así que no. No es por lo de C's, que me importa un bledo. Son las acusaciones falsas y sin fundamento. Y si tiene conocimiento, por callar y no tratar de solucionarlas como debe hacerse. 

3 comentarios:

  1. El que no las hayas sufrido tu en propia carne las actitudes autoritarias y dictatoriales de UPyD no significa que no existan.
    Te lo asegura un afiliado desde 2009 expulsado de UPyD hace dos meses por denunciar dentro del partido incumplimiento de estatutos, además de mentiras y abusos por parte de dirigentes del Consejo de Dirección.
    Yo traté de solucionarlas como debe hacerse, tal como tu indicas, pero puedes leer en mi Blog cómo acabó todo.
    Negar los problemas en UPyD a la vista de más de 16.000 ex afiliados, y del dato de que el 80 % de los fundadores se han ido, la mayoría cabreados con Rosa Díez, es bastante difícil incluso para los defensores más fanáticos de UPyD.
    Un saludo.
    Pedro Larrauri, ex coordinador local de UPyD en Vigo, ex candidato a la alcaldía de Vigo (por cierto, los dos procesos de primarias a los que me presenté los gane: no es ese el problema en mi caso, ni en el de la mayoría de expedientados y ex afiliados).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, pero ya leí tu blog a cuento de lo que le "pasó" a Julián San Martín. Me bastó para darme cuenta de lo mal informado que estabas o, peor, de la mala intención del texto. Yo también estoy afiliado desde 2009. También he ganado mis elecciones internas. Y los órganos han funcionado cuando me han tratado de atacar otros afiliados que ahora, a Dios gracias, ya no están en UPyD.

      Eliminar
    2. Pero que razón tienes J.J. Se fue porque no le votaron y no le votaron porque o se hacia lo el quería o ...

      Eliminar