Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Tribuna de Emilio Sáez de Guinoa


El pasado sábado el Diario La Rioja publicó una Tribuna firmada por Emilio Sáez de Guinoa en La Rioja. Emilio es el actual coordinador de UPyD La Rioja así como su candidato a la Presidencia de La Rioja en las próximas elecciones autonómicas.
Este será otro post de bajo esfuerzo. Copio y pego. Espero que les guste.


ALGO MÁS QUE PALABRAS
Emilio Sáez de Guinoa
Maite Pagazaurtundua y Emilo Sáez de Guinoa

A las pocas horas de conocerse la operación Púnica y sus numerosas detenciones, tanto PP como PSOE han anunciado la suspensión de militancia de los afectados. Es una buena decisión tomada con presteza. El problema es que los dos partidos arrastran una total y absoluta falta de credibilidad en lo referente a la lucha contra la corrupción. Una reacción afortunada no va a evitar que dudemos de ellos.
Desde UPyD siempre hemos alardeado de que en nuestros siete años de vida no hemos tenido ningún caso de corrupción. En seguida se nos responde desde PP y PSOE, y no les falta razón, que apenas tenemos cargos electos susceptibles de ser corrompidos. Que ya nos llegará el San Benito. Por más cierta que pueda ser esta afirmación lo que denota es una resignación ante la corrupción que en UPyD ni queremos ni podemos aceptar.
Como llevamos diciendo desde hace muchos años la cuestión no es sólo tener o no tener corruptos en las filas de un partido. La cuestión es qué hace un partido para evitar que los casos de corrupción se produzcan y qué es lo que hace una vez esos casos se han producido. Y en esto PP y PSOE han fracasado durante años. Cuando UPyD estaba denunciado la estafa de Bankia, Mariano Rajoy estaba mandando mensajes de ánimo a Bárcenas. Hasta que no han logrado que la indignación y el enfado de los ciudadanos sea de proporciones cósmicas no han comenzado a luchar contra la corrupción.
En UPyD apostamos desde el principio por tratar de evitar la corrupción. Hay que poner medios para que sea difícil corromperse. Hace escasas semanas UPyD aprobó un Código de Buenas Prácticas, de obligatorio cumplimiento para cargos y afiliados, que establece, por ejemplo, que no se pueden recibir regalos como consecuencia del cargo que se ostente. Porque la mejor manera de combatir la corrupción es evitar toda posibilidad de ser corrompido. Ningún partido tiene ningún código así.
Pero mucho antes este partido ha presentado propuestas para prevenir la corrupción. Propusimos la limitación de mandatos pues a más tiempo ostentado un gran poder, más fácil creerse impune y perder perspectiva con la realidad. Nos ignoraron. Propusimos que los partidos no llevarán imputados en sus listas electorales. Nos ignoraron y UPyD fue el único partido de ámbito nacional que, en las municipales y autonómicas, no llevaba a ningún imputado en listas. Propusimos una reforma en la elección de los jueces pues nos parecía, y nos parece, obsceno y vergonzoso que los partidos elijan a los jueces que luego les van a tener que juzgar. El PP y el PSOE ni siquiera se dignaron a considerar esta posibilidad y, aliados a CiU, PNV e IU se repartieron los sillones del Consejo General del Poder Judicial.
Hay incluso reformas del Código Penal que no se han planteado hasta que UPyD las ha propuesto. En febrero de 2013 UPyD exigió que la financiación ilegal de los partidos políticos y el enriquecimiento ilícito de los cargos públicos fueran delitos pues, por asombroso que parezca, no lo eran. Han tenido que pasar 35 años de democracia y la llegada de un partido que de verdad lucha contra la corrupción para la existencia de estos delitos.
Y aún da vergüenza ajena recordar la investidura de Mariano Rajoy. Con un PSOE anonadado por la sonora derrota recibida, sólo Rosa Díez fue digna de ser llamada oposición ese día. El señor Rajoy paseó señorial y relajadamente por el Pleno hasta que Rosa Díez le reprochó no haber hablado en su discurso ni una sola vez de corrupción teniendo en cuenta los casos que atraviesan España. Sólo entonces se enfadó el señor Rajoy que, airado, salió en defensa de la integridad de la política, afirmó que no hay un problema con la corrupción en España y recibió un sonoro aplauso de sus filas y de muchos diputados del PSOE. ¿Volverían a aplaudir ahora?
La corrupción se combate de muchas formas. La corrupción necesita las sombras, la complicidad, la oscuridad. Y nada mejor para combatirla que la transparencia. Desde UPyD no sólo hemos demandado una Ley de Transparencia, que ha llegado tarde y mal, sino que la hemos practicado. Nuestras cuentas son públicas y accesibles. Así como nuestros programas y nuestras decisiones políticas. O las nóminas de nuestros cargos electos. Tan transparentes somos que la organización Transparencia Internacional nos otorgó un 9 sobre 10 cuando al PP le otorgó un 4,5 y al PSOE un 3. Y hemos sido transparentes a pesar del PP y del PSOE. Pues, por ejemplo, cuando intentamos que en esta legislatura el Congreso de los Diputados publicara las nóminas de todos los diputados se opusieron. Cuando pedimos que se publicara en esa web la de los diputados de UPyD, también se opusieron. PP y PSOE han preferido durante años la sombra y la ocultación. Y ahora es difícil creerles.
Recordemos que no hace mucho UPyD pidió en la Asamblea de Madrid conocer la declaración de Bienes que, como cargo electo, había presentado Francisco Granados. Y el PP, por supuesto, se opuso alegando que “no había ninguna investigación oficial al respecto”. Pues ya la hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario